Entrevistas

Sin sermón. Entrevista a Estanislao Antelo en la Revista Synesis N 2 Primavera 2011 - Dossier Filosofía y Pedagogía de Estanislao Antelo, el jueves, 20 de octubre de 2011, 2:05

En la presente entrevista, Estanislao Antelo repasa su mirada sobre la relación entre crítica y normatividad, relación que constituye al discurso epistemológico y al pedagógico. Afirmando un común origen normativo de ambos saberes, los diferencia en tanto rescata un núcleo simple y austero de problemas específicamente pedagógicos. Se trata de profesores, alumnos y transmisión: el problema es el de la lucha por el monopolio de la introducción de las crías a la cultura. No hay “sin educación”: algo ocupa esa función.

No obstante, tal construcción del objeto pedagógico se enfrenta a múltiples dificultades: jactancias empíricas, derivas teóricas. Aunque reivindica un punto de vista eminentemente “de ideas”, Antelo vuelve a insistir sobre la necesidad de pensar la situación. Frente a tal meta, emerge el siguiente problema: ¿dónde empieza y termina un uso pragmático de las herramientas filosóficas? La situación exige situarse, pero con herramientas que sólo son eficaces en tanto apropiadas. El saber, finalmente, implica probar.

Basándose en las ideas de afecto, lucha y deseo, Antelo reflexiona sobre tópicos pedagógicos, como los usos del paradigma de la complejidad, y la necesidad de interiorizar ciertos hábitos presentes en la transmisión de nuevas tecnologías.


http://www.ceefic.com.ar/rev2articulos.html

Entrevista realizada por Dora Galván t Diego D´Ásta para el programa "La mañana de la Ele" el día sábado 5 de octubre. 2009.

La tarea del docente no es comprender a los niños
Entrevista realizada por Carolina Porley. Montevideo. 22 de octubre de 2009

¿Usted afirma que el compromiso docente no es ni con los chicos ni con el contexto sino con la transmisión del conocimiento. Podría explicar el razonamiento que está detrás de esa frase?

alt : http://www.estanislaoantelo.com.ar/files/entrevistadora.mp3

Leer más

Valores, respeto, autoridad, etc.
Entrevista Revista Ministerio de Educación de Córdoba. 2009

Me preguntaron no sé qué cosa sobre la autoridad, los valores, el respeto, etc., y contesté lo siguiente:

Decir que la autoridad ha entrado en crisis es un lugar común. Con ese lamento perimido lo único que se puede hacer es un panel televisivo con 4 o 5 de esos periodistas restringidos tan típicamente típicos. Hablar de la falta de valores, del respeto, de lo que ya no es, de los jóvenes que no tienen límites, etc. Eso no conduce a ningún lado. Es cháchara reaccionaria y conservadora. Pero el problema mayor no es la banalidad de ese tipo de preocupaciones sino que de esa forma, los adultos responsables de la educación de los más chicos, omiten su responsabilidad en el asunto. Nada mejor que denunciar el descontrol para no incluirse en la cadena causal que lo produce.

El problema de la autoridad (si es que al fin existe semejante cosa) es un problema de los adultos. La responsabilidad de lo que sucede en este mundo es de los adultos, no de los pibes. Los que no tiene respeto y no reconocen a los pibes son los adultos. Quién omite su responsabilidad en lo que luego condena, es un canalla. Y la educación con ese semblante tan bondadoso también es tierra propicia para todo tipo de canallas y canalladas.

Son los adultos los que ya no reconocen a los maestros y profesores. Son adultos quienes desvalorizan el esfuerzo, el estudio, la complejidad y lo difícil. Si queremos evitar lo peor tenemos que trabajar con los adultos y dejar en paz a los pibes. En todo caso, confiar en que a pesar nuestro conseguirán aumentar las dosis de amor y cultura.

Los docentes, su oficio y la enseñanza
Entrevista diario "El popular". Olavarría. Provincia de Bs.as. 2007

Cree que hay que devolverle al docente su rol en la enseñanza, sostiene que el exceso del protagonismo de los padres en la escuela se dio porque éstos quieren controlar lo que se les enseña a sus hijos pero advierte sobre las desviaciones que se dan por tomarlos demasiado en cuenta. Y analiza, entre otras cosas, el "desenfreno" de los chicos en las aulas, y la alteraciones disciplinarias que se producen dentro lo que atenta muchas veces con las condiciones de enseñanza aprendizaje.

Estos son algunos de los temas que abordó Estanislao Antelo en una entrevista con EL POPULAR después de haber participado del "encuentro de docentes de jardines de inicial y Seimm (Servicios Educativos de Inicial de Matrícula Mínima", que organizaron la inspectora jefe de Educación de la Región 25, Ana Vázquez, juntamente con la División de Educación Inicial.

leer más

¿Qué quiere usted de mí? Lo incalculable en el oficio de enseñar.
Entrevista de Patricia Redondo a Estanislao Antelo. Revista La Educación en nuestras manos, N° 72, Octubre de 2004

Patricia Redondo: Cada vez con más frecuencia se escucha decir a los maestros y profesores que no estamos preparados para trabajar en estas realidades. Lo que podría llevar a pensar que en otros momentos históricos los docentes sí estaban preparados para esa realidad en la que les tocaba desempeñarse.

Estanislao Antelo: Quizás se podría decir que nunca estuvimos preparados para trabajar en "estas" realidades... Ni en éstas ni en aquellas. Estar preparado para el presente es siempre una dificultad. Porque el presente o bien no dura o es inasible. Estar preparado para el futuro es astrología y para el pasado, tango. La expresión "a mí nadie me preparó para esto", examinada más metódicamente, puede ayudar. ¿Por qué?; porque quizás ese "esto" para lo que se dice no estar preparado, designe el núcleo duro de toda educación. Educar, a menudo, implica enfrentarse ante situaciones más o menos adversas, de desamparo o cuidado, pero siempre un tanto desconocidas. No nos cansaremos nunca de recordar que las relaciones pedagógicas son posibles en la medida en que algo de lo no cognocible (incalculable dicen los filósofos) entra en juego. Pero además, podríamos ensayar otra idea: ¿qué acontecería si viniéramos programados, preparados, para enfrentarnos a "éstas" o "aquellas" realidades? No habría mucho por hacer ¿no?

leer más